Inicio » Calderería » Depósitos de inercia

Depósitos de inercia

Depósitos de inercia


Los depósitos de inercia sirven, principalmente, para almacenar la energía o el calor residual de la fuente de producción. Son necesarios cuando, por ejemplo, la caldera está sobredimensionada y no puede adaptarse a la demanda térmica en un momento en concreto. De esta manera, se consigue que la instalación funcione mejor y de manera más eficiente.

Llorgil fabrica depósitos de inercia para agua fría y/o caliente (no sanitaria) en acero al carbono en versión “Normal” o “Jumbo”, además de la posibilidad de fabricaciones especiales. ¡Nos adaptamos a los requerimientos de nuestros clientes!

Depósitos de inercia